Allium Sativum

LA HISTORIA DEL AJO Y SUS PROPIEDADES CURATIVAS:

El ajo blanco es un producto básico, con siglos de tradición en las fértiles tierras de la Vega del Tajuña y sobre todo de Chinchón, apreciado por su aroma peculiar y por tener el sabor de los sabores, imprescindible en la cocina oriental y occidental.

El primer documento escrito sobre ajos chinchonenses del que se tiene noticia hasta la fecha es de 1781. Se refiere a un diario económico encontrado en el Archivo Histórico de Chinchón que da nota y razón de los vecinos que vencían ajos en el siglo XVIII.

La historia del ajo como medicamento es casi tan antigua como la humanidad, pues forma parte del acervo medicinal de las grandes culturas antiguas. Chinos, indios, egipcios, griegos y romanos conocieron, consumieron y utilizaron con éxito esta interesante planta olorosa, tanto para curar como para prevenir enfermedades.

Hace ya miles de años el pueblo babilónico consideraba casi milagroso al ajo, planta reputada como potente medicina y valioso alimento. Ya en la Grecia clásica, incluso en La Odisea a Ulises se le recomendaba ajo o "rosa fétida" que es como lo llamaban, contra el encantamiento de la bruja Circe que convertía a los hombres en animales. En la India también se utilizaba como remedio curativo en el siglo VI antes de Cristo, y en innumerables culturas y países ha sido utilizado como planta medicinal.

Ya en épocas más cercanas, en la Segunda Guerra Mundial, los soldados heridos acostumbraban a frotar sus heridas con ajo, por su efecto antiséptico. Incluso dentro de las prácticas mágicas se dice que es un gran protector contra brujas, vampiros y demonios, siendo un magnífico amuleto que evita el mal de ojo.

A diferencia de otras plantas, los efectos fisiológicos que le atribuye la medicina popular han sido corroborados posteriormente en la mayoría de los estudios de carácter científico. El ajo es un poderoso antibiótico natural y un gran benefactor del corazón. Normaliza la tensión sanguínea, combate el exceso de colesterol, previene la arteriosclerosis, activa la digestión, beneficia el sistema respiratorio, favorece la inmunidad y es además muy eficaz ante e reumatismo.